EL COLOR Y EL SABOR DE LAS PALABRAS

Voy por el mundo disfrutando del color y el sabor de las palabras.

Algunas tienen un color profundo y suave
como el marrón y el morado;

otras brillan y son ásperas
como el diamante en bruto en socavones;

otras más,
brillan intensamente y aún relumbran
como el rojo carmesí en los labios de mi amada.

Si hablamos de palabras “compuestas” como:
agridulce, hierbabuena y coliflor,
cumplen perfectamente su misión;

pero hay otras a las que llamamos “simples”,
y en esa sencillez en la que habitan
las disfrutamos mucho en su expresión por su significado,
como en los grandes salones de amplios corredores
rodeado de mil libros y de niños cantores con un piano;

pero estos colores es mejor disfrutarlos…,
porque son tantas y tan diversas las palabras.

Las palabras además,
tienen variados y exquisitos sabores que son únicos,
principalmente: el amor, la libertad y la justicia;
le siguen otras que disfrutamos tanto, pero es por su eufonía:
como elegía y armonía;

en fin,
el color y el sabor de las palabras, son únicos:
vamos hoy a disfrutarlos…

Comments are closed.