La paraje urbana

Cruzaron el bulevar de enfrente juntos,
eran él y ella con sus rostros de estrella
y sus silencios ocultos;
ella, traía el aroma de esa ciudad urbana,
y él, reflexionaba sobre su condición humana;
no obstante, pasaron frente a mí muy de mañana;
insisto, pasaron frente a mí muy de mañana.

Tomados de la mano, caminaban,
conversando y tomados de la mano, caminaban,
soportando la contaminación en la ciudad, caminaban,
ahogados en el tráfico de siempre, caminaban,
en ese mar de ruido que provoca la ciudad, caminaban;
eran la pareja urbana, y caminaban.

Después, y tomados de la mano, se marcharon,
cruzaron el parque tomados de la mano, y se marcharon,
sonrientes y amorosos, se marcharon,
diciendo no sé qué por la avenida, se marcharon,
con tanto amor profundo, se marcharon,
con amor infinito, se marcharon,
llevando a cuestas a la ciudad entera, se marcharon,
tomados de la mano en la avenida, se marcharon,
tomados de la mano allá en la lejanía, se marcharon,
tomados de la mano, se marcharon,
¡se marcharon!, ¡se marcharon!, ¡se marcharon!…

                               Ciudad de México, 18 de noviembre del 2006

Comments are closed.